Corta que te corta

Esta es la guillotina maravillosa (y prestada) que usé para preparar el encargo de la boda. Hasta que no pille una por mi cuenta, mis paseos para poder usarla valdrán la pena. En dos mañanas tuve todito recortado para poder seguir trabajando.

cortadora

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s